Título:

Primitiva, Real e Ilustre Hermandad y cofradía del Santo Entierro de Cristo, Nuestro Señor de la Paz en su Resurrección Gloriosa, Nuestra Señora de la Soledad Coronada y San Sebastián Mártir, Co-Patrón de la Villa de Gerena.

Escudo:

escudo

Dos palmas unidas en la parte inferior por un lazo morado, al centro un lazo con la inscripción “Resucitó” las une nuevamente, y en la parte superior ofrecen la Corona Real.
Entre ellas dos óvalos; el de la izquierda y de color morado, con el sepulcro y las tres cruces y debajo de ella una corona de espinas, en el de la derecha y de color celeste la “M” de María coronada por estrellas.

Historia:

Se desconoce la fecha de fundación de la Hermanad, conocida antiguamente con el título de Nuestro Padre Jesús en el Sepulcro y María Santísima de los Dolores en su Soledad.
Esta circunstancia se debe al incendio que en 1931 destruyó la Parroquia, afortunadamente, las imágenes y algunos enseres fueron escondidos en casa de los hermanos, pero en aquellos trises acontecimientos se perdió el archivo.
No obstante algunos documentos conservados en el archivo de la Hermandad y en el Palacio Arzobispal de Sevilla permiten intentar reconstruir estos primeros momentos de su historia.
En 1654 Diego de Baldera, escribano de la Cofradía de Santa María de la Soledad, hace una relación de las visitas realizadas a la Hermandad, a la Ermita y al Hospital “que tienen en esta villa, como consta y parece de los libros de la dicha Cofradía que están a mi cago desde el año 1604 hasta el pasado de 1653”.
Las fechas de dichas visitas son las siguientes: 28 de abril de 1604, 26 de marzo de 1606, 28 de noviembre de 1610, 20 de diciembre de 1611, 5 de octubre de 1614, 8 de noviembre de 1617, 23 de noviembre 1619, 23 de octubre de 1624, 2 de marzo de 1627, 20 de noviembre de 1629, 15 de septiembre de 1632, 25 de mayo de 1635, 3 de octubre de 1637, 7 de octubre de 1639, 28 de abril de 1641, 3 de febrero de 1644, 23 de abril de 1646 y 28 de octubre de 1653.
De todas estas visitas nos interesa como dato cronológico la primera, la del 28 de abril de 1604, realizada por el licenciado Miguel de Decaiete Deaponte, actuando como notario Francisco de Vera Saborido.
Podemos pensar en razón de ello que la Cofradía fue fundada en el siglo XVI, e incluso en una fecha temprana del mismo, de forma que a principios del siglo  XVII, en 1604, ya poseía suficiente entidad y bien desarrollada en sus diferentes ámbitos como para ser objeto de una visita pastoral.
En el mismo legajo se incluye, con fecha de 4 de agosto de 1560, un documento con el título “Autos hechos por parte del señor prior de las hermitas a los mayordomos de las hermitas de la Asuncion y señor San Sebastián desta villa de Gerena”.
En él se da cuenta de cómo el presbítero Pedro de Flore, por delegación del señor prior, don Francisco de Aristi, comunica al licenciado doctor Pablo Rosa, cura más antiguo de Gerena, “que reclame a los priostes e alcaldes de las cofradías que hagan comparecer a los mayordomos para que les den quenta de todo lo que hubieren administrado en tiempos de sus mayordomías pertenecientes a las dichas hermitas e imágenes dellas”.
Por aquellas fechas el mayordomo de la Cofradía de santa María de la Soledad era Francisco de Ojeda, quien ante la petición de dar cuenta de los bienes  de  “la  dicha  Cofradía y hospital de los pobres della” respondió lo siguiente: “Yo y mis antecesores estamos en posesión de no dar quenta a otro ningún juez si no es sólo a los señores visitadores deste Arzobispado”.
Ante tal actitud de rebeldía Juan Vázquez Gallardo, en nombre de don Francisco de Aristi, pidió, tras serle traslada la respuesta de Francisco de Ojeda, ldquo;que vuestra merced mande agraviar contra dicho Francisco de Ojeda hasta que cumpla lo mandado por vuestra merced, porque el suso dicho maliciosamente pretende ocultar y retirar los libros no dando las dichas quentas”.
Se desconoce el proceso final de este pleito y si la visita pudo ser efectuada.
Como puede desprenderse de esta documentación, la Hermandad contaba en estas fechas con un hospital para transeúntes y pobres.
En relación con el mismo se conserva en el citado legajo un informe de Juan Ordóñez Heredia, con fecha del 15 de agosto de 1730.
En él se indica como en la ermita de Nuestra Señora de la Soledad “hay parte separada para recoger los pebres pasageros y la Hermandad pone hospitalario y el que hay no es de mi confianza”.

Bandeja

En el siglo XVIII la Corporación contaba entre sus hermanos y como bienhechores suyos a varios miembros de la familia Bucarelli, poseedores del mayorazgo y señorío de la villa de Gerena. Prueba de ello es que siendo un miembro de esta familia virrey de Nueva España donó a la Hermandad una bandeja de plata, decorada con caracteres de la Pasión y en el centro el rostro del Ecce Homo.
Su origen es azteca y en ella, al dorso, figura la siguiente inscripción: “Esta fuente es para la Virgen de la Soledad de la villa de Llerena, que la dio un devoto y que no puede ser vendida ni enajenada”.
Del siglo XIX se conserva en el archivo de la Hermandad un Libro de Reglas, el más antiguo del pueblo de Gerena, aprobado el 22 de diciembre de 1832 por Fernando VII, conservándose el sello de placa de este monarca. Consta de 12 capítulos cuyos títulos son los siguientes: De las cualidades de los hermanos, de sus obligaciones, de los libros que ha de haber en esta Hermandad, del hermano mayor y mayordomo, de los consiliarios, de los secretarios, de los celadores, de las juntas, de los cabildos, de las solemnidades, y de los sufragios.
Además incluye la importante referencia a unas reglas anteriores del año 1674 a las que viene a completar.
Finalmente, por lo que al capítulo de reglamento se refiere, hemos de decir que el actual, por el que se rige la Corporación, fue aprobado el 16 de marzo de 1992.
También al siglo XIX pertenece un libro de actas que recoge las sesiones celebradas entre el 13 de enero de 1850 y el 16 de marzo de 1868.
Los temas en ellos tratados se refieren a las fiestas de la Semana Santa, la celebración de funciones, misas y Septenarios, la convocatoria de cabildos, la toma de posesión de los cargos y elección de los mismos, peticiones de dinero, reparaciones en la capilla, presentación de las cuentas del mayordomo, etc.
Parece que en tiempo pasado, esta Cofradía, fueron dos, una de Nuestra Señora de la Asunción y otra, del Santo Entierro y Soledad, las cuales llegaron a formar una sola corporación. La actual capilla de la Soledad se encuentra próxima a la Parroquia de la Inmaculada, única de la Villa de Gerena.
Ya en la presente centuria, tenemos que señalar como acto especialmente destacado, la imposición de la corona de oro a Nuestra Señora de la Soledad el 1 de septiembre de 1974.
La Misa Pontifical con rito de Coronación Canónica, fue oficiada por el señor obispo auxiliar D. Antonio Montero Moreno, en nombre del señor Cardenal, D. José María Bueno Monreal.
De tan importante acontecimiento queda un azulejo conmemorativo colocado en la citada Plaza de la Cantina.
Detrás de tan señalado acto estuvo, como siempre que ha sido necesario, la entrega y el trabajo de los hermanos que, además de contar con la donación de numerosas piezas de oro, recurrieron a varios medios de financiación con los que costear la corona para la Virgen.
El 28 de junio de 1999 el arzobispo de Sevilla, Fray Carlos Amigo Vallejo, reconoció por decreto que la imposición del año 1974 podía considerarse como Coronación Canónica.
En marzo de 1999 la Hermandad recibió la medalla de oro de la villa de La Cofradía durante el año celebra con gran solemnidad sus fiestas y cultos religiosos.
El 20 de Enero, celebra misa en honor de San Sebastián, Co-Patrón de la villa.
En la antigüedad se hacía una fiesta y en ciertas ocasiones salía en procesión de rogativas y en el Corpus con la Patrona Nuestra Señora de la Encarnación, donde lo hace nuevamente formando parte del cortejo que preside la Custodia.
El Septenario Doloroso a la Virgen haciéndolo coincidir en su cuarto día, con el miércoles de ceniza y al domingo siguiente su Función Principal de Instituto.
Tras la Cuaresma, y en el Sábado Santo realiza la anual Estación de Penitencia con el Santísimo Cristo Yacente y Nuestra Señora de la Soledad Coronada.
Cada tres años el domingo de Resurrección, salida procesional con el Señor de la Paz y Ntra. Sra. de la Soledad en glorioso paso de Palio blanco.
Del 12 al 14 de agosto se celebra Triduo en honor a la Virgen, con función principal el día 15.
En Septiembre el día 1 misa como aniversario de la Coronación Canónica de la Virgen, y el día 15, misa a los Dolores de la Virgen.
A mediados de octubre Triduo y Función en honor de Nuestro Señor de la Paz.
Los 15 de noviembre misa por los hermanos difuntos de la Hermandad, y a lo largo del año para todos los hermanos y devotos de la Soledad fallecidos.
En Diciembre, misa en honor de San Juan Evangelista, patrón de la Juventud.
La Hermandad durante el año colabora con Caritas Parroquial y ayuda a las misiones.
También durante el año organiza actos culturales según los medios y las circunstancias.
De organizar su celebración así como de regular el resto de los ámbitos de la vida de la Hermandad se ocupa una Junta de Gobierno integrada por un Hermano Mayor, un teniente de Hermano Mayor, dos Mayordomos, dos secretarios, un tesorero, dos  priostes, un diputado mayor de gobierno, un diputado de cultos, un diputado de cultos y juventud, un diputado de caridad, un fiscal y diputado de costaleros, y dos consiliarios.